¡Buenos días, amantes del arte! Hoy vamos a hacer un reto que nos hará saltar de lado a lado del cerebro, y que nos ayudará a dejar de juzgar nuestras creaciones. ¡Vamos allá!

Material:

  • BASE: Poneros creativos, papel, cartulina, cartón, cualquier base nos servirá para este experimento.
  • ROTULADOR, LÁPIZ O BOLÍGRAFO: Para hacer el dibujo recomendamos uno de estos materiales.
  • COLORES: Acuarelas, rotus, lápices, temperas… ¡Hoy pintaremos con el material que tengamos a mano que nos venga más de gusto!

Procedimiento:

La teoría de hoy es muy sencilla. Vamos a dibujar y pintar con ambas manos. Ahora vamos a la práctica:

  • Haced un dibujo con la mano derecha y pintadlo con la izquierda. 
  • Haced un dibujo con la mano izquierda y pintadlo con la derecha.

No os preocupéis de cuál es la mano que usáis normalmente porque la gracia está en que le demos libertad a las dos. Todo lo que os salga estará bien, ¡como más natural más bonito!

Una vez hayáis practicado dibujando y pintando igual con las dos manos, podéis hacer un gran dibujo combinando las dos técnicas. Nosotros hemos hecho éste:

¡Ya veréis qué orgullosos os sentiréis con vuestras lineas temblorosas o si os salís de la ralla pintando! 

¡El arte no es para juzgarlo, es para disfrutarlo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.