¡Feliz lunes de pascua, queridos artistas! Y bienvenidos a un nuevo reto lleno de letras, ¡eso es! Id preparando los diarios y revistas que se hayan acumulado porque los vamos a necesitar.

¿Y qué vamos a hacer hoy? Vamos a dibujar con palabras enteras o letras de distintos tamaños para crear un dibujo con distintas profundidades. ¡Vamos allá!

Material:

  • PRENSA: Periódicos o revistas que podamos recortar.
  • FOLIOS: Tened a mano unos cuantos, que vamos a necesitar más de una base.
  • TIJERAS Y PEGAMENTO: Para recortar y pegar.
  • BOLÍGRAFO O ROTULADOR: Para añadir algunos detalles.

Procedimiento:

Lo primero que tenemos que hace es recorrer las páginas de nuestros diarios o revistas y seleccionar y recortar palabras de distintos tamaños. Si son palabras enteras, ya que estamos, mejor que nos gusten, si encontramos alguna que nos va perfecta por su medida, pero que no nos suena bien, podemos trocearla y quedarnos con sus letras por separado. Nosotros hemos agrupado las palabras por tamaños, pero para no complicarnos demasiado, hemos terminando decidiendo que las simplificaríamos en tres categorías: pequeñas, medianas y grandes:

Ahora toca escoger qué vamos a dibujar. Lo más sencillo es pensar en algo con tantos elementos como tamaños tengamos. Nosotros hemos pensado que para jugar con la profundidad, asociaríamos el tamaño de los elementos al tamaño de las palabras y letras. Es decir, hemos usado letras pequeñas para lo más pequeño, y letrás mayores para lo más grande. Se nos ha ocurrido que haríamos una sirena sentada en una roca en medio del mar, esto nos da elementos para los tres tamaños. La sirena y la roca: pequeño, el mar: mediano, el cielo: grande. Una vez escogido lo que dibujaréis y de qué tamaño serán las letras que lo compondrán, empezamos a construir el primer plano. Hemos dibujado la silueta de la sirenita en su roca en uno de los folios y la hemos llenado de palabras pequeñitas. Como eran muy pequeñas, hemos usado trozos recortados de algunos textos y los hemos superpuesto con otros trozos y con algunas palabras sueltas:

Una vez hemos cubierto con palabras bien pegadas toda la silueta, hemos repasado con el bolígrafo añadiendo algunos detalles a la silueta, pero no demasiados. Hemos marcado la línea del cuello y del hombro y brazo derechos para distinguirlos del cabello, la línea de la cola para que se distinguiera de la roca y la de su final para darle fuerza, también hemos añadido una rama subiendo del mar:

Ahora toca ponernos con el segundo plano. Hemos cogido otro folio y con palabras y letras medianas hemos creado la silueta de un mar con olas. Como constituirá la parte baja del dibujo, lo hemos construido en la parte baja del folio. Algunas de las palabras son azules y algunas están en negrita, porque nos ha parecido que utilizarlas le aportaría movimiento al agua. Cuando hemos terminado, también le hemos añadido algunas líneas extras, además de repasar la parte superior. Hemos dejado un espacio en blanco, que es sobre el que más tarde acomodaremos a nuestra sirenita:

Y ya nos queda sólo el cielo, hemos cogido otro folio y hemos pegado en la parte superior todas las letras grandes que nos hemos encontrado, tantas como necesitábamos para rellenarlo:

Cuando tengáis todos los elementos hechos, tendréis que pegarlos juntos, así que habrá que recortar las piezas. Podéis hacerlo después de terminar cada una o cuando las tengáis todas listas. Y ahora que ya tenemos todas las partes, sólo hace falta coger otro folio, y pegar los planos de más lejano a más cercano. Nosotros hemos pegado el cielo, encima suyo el mar, y sobre éste nuestra sirena sobre su roca. Después hemos recortado la parte del folio de base que sobraba, porque hoy hemos decidido que nuestro resultado final sería cuadrado. También hemos aprovechado para añadirle otra línea al mar:

¡Y eso es todo por hoy, queridos artistas!, ¡os dejamos buceando en vuestros mares de palabras!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.