¡Feliz lunes, queridos artistas! ¿Ya tenéis preparada la pila de diarios y revistas? Porque como ya intuiréis, después de estos dos días de lectura… ¡vuelve a tocarnos reciclar!

Y hoy vamos a hacerlo convirtiéndonos en diseñadores de moda, pero que no os confunda el título, que nuestra colección será tan maravillosa como asequible. Hemos llamado a este reto “moda cara” porque vamos a transformar las caras en el nuevo estampado en tendencia.

Material:

  • PRENSA: Revistas y diarios, para crear nuestro diseño.
  • FOLIOS: Para construir el modelo o maniquí que mostrará nuestra pieza.
  • BASE: Cartulina blanca, cartulinas de colores, folios… Lo que os dicte vuestra creatividad.
  • BOLÍGRAFO, ROTULADORES O COLORES: Para repasar el modelo y dibujar y pintar el resto de elementos. 
  • TIJERAS Y PEGAMENTO: ¡Una de nuestras parejas favoritas!

Procedimiento:

Lo primero que tenéis que hacer es recorrer todas las páginas en busca de fotografías con caras, de diferentes tamaños o de uno sólo. Seleccionad las que más os gusten, aquéllas con caras sonrientes, caras divertidas, caras interesantes… y recortadlas. ¡Absteneros de cortar fotografías con caras que os aburran o que no os gustaría llevar encima! Nosotros al final encontramos todas éstas:

Una vez hayáis reunido bastantes, os toca recortar otra vez, pero ahora, sólo las caras. Podéis decidir si dejarlas como están, si recortarles más el pelo, si dejarles el gorro o no en el caso de que lleven… Si hay alguna fotografía de la que queréis conservar algo más del cuerpo aparte de la cabeza porque pensáis que os irá bien para alguna parte del diseño, podéis hacerlo, pero la idea es que la mayoría sean simplemente caras. Después de recortar, observadlo todo:

Ha llegado el momento de decidir qué prenda de ropa vais a diseñar. ¿Un traje?, ¿un abrigo?, ¿un pijama? Cuando lo tengáis claro, coged uno de los folios y juntad las caras de modos distintos siguiendo el patrón de la prenda que hayáis escogido, hasta que encontréis la combinación que os parezca que más luce. Nosotros nos hemos decantado por un vestido pomposo:

Cuando ya tengáis vuestra prenda, podéis repasarla con bolígrafo o rotulador, para conseguir que quede más nítida y para terminar de afinar el patrón, y después podéis recortarla. En el caso de que os guste tal cual está, podéis dibujar directamente en el folio las partes del afortunado modelo que llevará vuestro diseño. A continuación, podéis decidir si queréis dibujar en el mismo folio el fondo o si queréis recortar a vuestro maniquí y colocarlo sobre un fondo hecho con alguna otra técnica. Nosotros decidimos que queríamos pulir el vestido, si os pasa lo mismo, una vez lo hayáis recortado, colocadlo sobre otro folio para dibujar las extremidades y la cabeza de vuestro modelo, y luego recortadlas para pegarlas con la prenda sobre el fondo que decidáis:

Para el gran desfile nosotros escogimos crear un fondo sencillo, para que el vestido destacara. Sobre una cartulina negra, pegamos una roja recortada para simular una pasarela y, por fin, encima, pegamos a nuestra modelo, con un estilismo en tonos lilas para el cabello y con un antifaz azul a juego. Vosotros también podéis crear un maquillaje y peinado que os guste como queda con vuestro diseño, y si os atrevéis, algún complemento. ¡Y ya está! Bueno, en realidad todavía nos queda una cosita…:

¡…cruzar los dedos para que nos llame Lady Gaga!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.